ESPECIALIDADES

clinicagaliano

 

 

 
 

CIRUGÍA ORAL
EN MANOS DE PROFESIONALES

 

La cirugía oral es un término genérico que trata multitud de afecciones dentro de la boca y los dientes. Engloba todas aquellas intervenciones de índole menor dentro de la cavidad oral.
El cirujano maxilofacial es el especialista universalmente reconocido como aquel que presenta los conocimientos teóricos y la habilidad quirúrgica óptima para llevar a cabo este tipo de intervenciones. Y podríamos definir la cavidad oral como su medio de trabajo más familiar y que domina a la perfección.
Seguramente la extracción de cordales, comúnmente llamados muelas del juicio, sea la intervención que más veces se realiza dentro de la cirugía oral y, tal y como indica su nombre, se basa en la extracción quirúrgica de los cordales o muelas del juicio.
Concurren muchas indicaciones para llevar a cabo la extracción de cordales, entre las que destacan la falta de espacio en la mandíbula para una correcta erupción, la orientación anómala de los cordales o muelas del juicio que puede producir daños en las piezas vecinas o apiñamientos dentarios, o también problemas de inflamación en la encía debido a una erupción incompleta de los cordales, que puede provocar una infección crónica en la encía de alrededor.
Existen situaciones en las que una extracción dentaria puede ser complicada y dificultosa desde el punto de vista quirúrgico.
Podemos incluir aquellas piezas dentarias que están totalmente destruidas y solo queda la raíz incluida dentro del hueso, pacientes con enfermedades sistémicas importantes, trastornos de la coagulación de la sangre, pacientes que han recibido radioterapia, etc.. En tal caso, el cirujano maxilofacial proporciona la habilidad técnica y quirúrgica para solucionar el problema.
La cirugía preprotésica es una intervención quirúrgica que se realiza tanto para reajustar una antigua prótesis como antes de la colocación de una nueva prótesis.
La cirugía preprotésica se basa principalmente en retoques en la encía o en el hueso maxilar o mandibular, teniendo como objetivo conseguir el mejor ajuste posible de la prótesis. También se puede incluir la colocación de injertos de hueso para una futura colocación de implantes.
Los niños sufren a menudo problemas con los frenillos, tanto lingual como labial, que comportan patologías del habla, malposición o movilización de dientes o dificultad para la correcta ubicación de los dientes en la arcada dentaria.
Mediante pequeñas intervenciones quirúrgicas de muy corta duración, y bajo anestesia local, se solucionan problemas que podrían conllevar una mayor trascendencia al niño en la edad adulta.
Los quistes situados en el interior de los huesos maxilares o de la mandíbula no son infrecuentes. Presentan una etiología muy diversa; pueden provenir de infecciones latentes de dientes en mal estado, de dientes que han quedado retenidos en el hueso o de estructuras embrionarias que han quedado dentro de los huesos.
En cualquiera de los casos, la intervención quirúrgica para la extracción del proceso asegura una curación de forma definitiva.
Los tumores benignos también pueden producirse dentro de la cavidad oral, y así podemos encontrar lipomas, fibromas o pequeños angiomas. El tratamiento de estos procesos será el realizar una exéresis-biopsia de la lesión para confirmación por parte de un anátomo-patólogo la tipificación y benignidad del proceso.

1.¿Todas las muelas del juicio deben extraerse?.
No. La extracción de las mismas está indicada cuando presenten problemas (caries, infección de la encía circundante), cuando molesten a las piezas vecinas, y finalmente, en determinados tratamientos de ortodoncia, si aquellas dificultan el movimiento del resto de dientes.

2.La cirugía oral, ¿Es dolorosa?.
No tiene que serlo. Las modernas técnicas de anestesia local y sedación, permiten realizar todo tipo de intervenciones en el interior de la boca, sin provocar sufrimiento en el paciente.